Contra toda forma de pedagogía

Como consecuencia, en todos los barrios se construyeron los llamados ‘depósitos de niños’. Se trataba de grandes edificios en los que había que entregar, y recoger, si era posible, a todos los niños de los que nadie se podía ocupar. Se prohibió severamente que los niños jugaran por las calles, en los parques o en cualquier otro lugar. Si se encontraba a algún niño en esos lugares, siempre había alguien que los llevaba al depósito de niños más cercano. Y a los padres se les castigaba con una buena multa.” (Michael Ende, Momo)

Audio de la charla de Pedro García Olivo en el contexto de las IV Jornadas de Educación Loco Matrifoco (Oviedo, 30 de abril, 2016).

Peor que la escuela, el profesor; peor que el profesor, la consciencia pedagogista y pedagogizada.

Pedagogías blancas (activas, participativas, democráticas) en tiempos de guerra. Simulacros de libertad en las aulas mientras aniquilamos la alteridad y nos apropiamos de sus riquezas.

La escuela como poder etnocida, altericida, forjador de la Subjetividad Única.

el educador de izquierdas, progresista, libertario… es la última plaga de la humanidad” (Pedro García Olivo)

Del blog de Pedro García Olivo ¿Eres la noche?

ser más pequeños para estar a la altura de las bases

Raúl Zibechi

 

Raúl Zibechi se pasó hace unos días por Gasteiz y en el Gaztetxe gasteiztarra participó en un coloquio en el que se reflexionó sobre las “razones para apostar por un horizonte comunitario popular”.

Como en tantas otras ocasiones agradecemos a Kutxiko txoko txikitxutik la información sobre esta reciente visita de Raúl Zibechi y los comentarios sobre las últimas publicaciones, con extractos de las mismas, que hacen en su blog y que reproducimos a continuación:

En KTT hemos comentado muchas veces lo nutritivos que nos parecen la mayoría de los textos de Raúl Zibechi, y cómo esos textos (basados en su conocimiento directo sobre las realidades que describe) son parte importante de nuestras “guías fundamentales” a la hora de conocer y aprender la realidad de las comunidades y movimientos populares de América Latina. Eso se viene reflejando tanto en la más de una decena de post de este blog que comentan algún texto individual o colectivo de Zibechi, como en los diversos escritos del activista-periodista-escritor uruguayo (y, lo que es más importante, luchador comprometido con las revoluciones sociales y adherente a la Sexta Declaración de Lacandona) que hemos colocado en nuestra “Liburutegi / Salita de lectura”

El compromiso de Raúl con los movimientos de las de ‘abajo a la izquierda’, aunque él sea escritor, no es mera literatura. Se adivina en sus textos, pero hemos tenido oportunidad de experimentarlo directamente en Gasteiz en diferentes ocasiones. Una de las primeras, su disposición a realizar el prólogo de la segunda edición del libro de Egin Ayllu sobre las Vecindades vitorianasSabemos también que el pasado abril estuvo en Errekaleor (sin medios ni focos ni propaganda de por medio) conociendo la realidad de esa apuesta colectiva directamente a través de la boca de sus protagonistas, realidad de Errekaleor Bizirik sobre la que ya ha dejado algún testimonio escrito.  Pero en esta ocasión, y de nuevo de forma totalmente desinteresada por su parte, aprovechando un viaje que iba a hacer por la zona, aceptó la invitación de Zaharraz Harro 2016 para acercarse al Casco Viejo gasteiztarra y, en el más que apropiado marco del Gaztetxe, aportar sus reflexiones sobre las “razones para apostar por un horizonte comunitario popular”, y compartir coloquio con una treintena de personas que, a pesar de las “cicatrices” del colosal guateke de la noche anterior, cumplieron con su compromiso de apostar por el carácter comunitario de Alde Zaharra.

Las reflexiones de ese coloquio (así como de la posterior cena que buena parte de la gente congregada tuvo ocasión de compartir con Raúl) no tenían vocación de “dimensión pública”, como sí la tienen los escritos de Zibechi, y como su prolífica pluma nos hace acumular trabajos que comentar, queremos aprovechar este post para intentar recoger algunas de sus últimos trabajos, u otros anteriores sobre los que aún no habíamos tratado en KTT. Es sólo una pequeña selección (comentada o con pequeñas pistas sobre su contenido, para que cada quién elija) de textos que esperamos sirvan tanto de reconocimiento al trabajo y compromiso de Raúl como, sobre todo, a seguir alimentando nuestra apuesta por esa comunidad vecinal popular de Alde Zaharra.

Por ejemplo, empecemos por recoger las partes más interesantes que sobre la idea de Comunidad expone en el apartado de “Entrevista temática” publicada en el libro “Dibujando fuera de los márgenes. Movimientos Sociales en América Latina. Entrevista a Raúl Zibechi” (Susana Nuin, lcrj’ La Crujía, Buenos Aires 2008)

Vayamos ahora con sus últimos libros publicados“Latiendo Resistencia. Mundos nuevos y guerras de despojo” y “Cambiar el mundo desde arriba. Los límites del progresismo”

El penúltimo de ellos es “Latiendo Resistencia. Mundos nuevos y guerras de despojo.” que cuenta ya (como muchos de los libros de Zibechi) con al menos dos ediciones una primera de la Cooperativa mexicana “El Rebozo” y otra posterior, a cargo de las gentes de Zambra / Baladre. Básicamente el contenido es igual, variando el prólogo y un par de artículos, porque el libro es una recopilación de escritos de Zibechi, más una extensa entrevista realizada a Raúl por Veredas Autónomas. Pues bien esta Entrevista a Raúl Zibechi” (que ocupa 34 páginas) es la que las gentes de El Rebozo han puesto a libre disposición en su web

Nos han gustado especialmente las últimas 10 páginas de la entrevista. Además recomendamos el capítulo titulado Violencia material, capitalismo y cambio social, que originalmente se publicó en La Jornada

El último libro de Zibechi (que sepamos) es el publicado junto con Decio Machado y titulado “Cambiar el mundo desde arriba. Los límites del progresismo” editado en marzo de 2016 por la colombiana “Ediciones desde abajo” Este texto lo hemos podido conocer gracias al propio Raúl, quien tuvo el detalle de regalarnos un ejemplar. La contraportada del libro nos acerca el análisis que emprenden los autores:

Estamos atravesando un cambio de época mucho más profundo del que insinuaron los gobierno progresistas que, en el fondo, apenas intentaron conducir la notable energía popular hacia las aguas estancas de la representación, o sea, de la política estatal. Los momentos candentes de las luchas sociales (parlamentos indígenas-populares de 2000 en Ecuador, cuarteles aymaras en el altiplano boliviano en 2000-2001, asambleas populares en Argentina en 2001-2002) fueron momentos antiestatales pero también antipartidos, dos modos organizativos que responden a la misma lógica. Respecto a estos momentos, la recomposición estatista-progresista fue un paso atrás, un retroceso. Para quienes apostamos a la emancipación colectiva, el punto de referencia debe ser siempre el grado más alto alcanzado por la lucha social y nunca aquello que es posible conseguir. Lo posible es siempre el Estado, el partido, las instituciones existentes. Pero la emancipación no se puede detener allí.

Raúl y Decio emprenden todo un tan fino como crítico y enriquecedor análisis sobre lo sucedido en América Latina y sus “gobiernos progresistas” en los últimos años, y apuntan conclusiones y advertencias sobre lo que ello ha supuesto y lo que podría suponer en otros lugares en los que en la actualidad parecen surgir fuerzas dispuestas a repetir esquemas parecidos a lo sucedido con el “progresismo populista” en América Latina… y de las consecuencias que ello ha supuesto y está suponiendo para la movimientos populares y las de abajo a la izquierda. Sin duda buena parte de sus análisis, salvando las distancias (que no son pocas, aunque son más numerosas las similitudes), pueden ser válidos para algunos de los “fenómenos” que se observan últimamente por el Mediterráneo europeo.

Estas cuestiones se tratan a través de los siguientes apartados del libro:

  • Introducción
  • Capítulo I: Los gestores /administradores. ¿Una nueva burguesía?
  • Capítulo II: Elites o nuevas clases dominantes en los procesos de cambio
  • Capítulo III: Nuevas elites bajo el progresismo
  • Capítulo IV: Fin de ciclo: desigualdad y represión para sostener los privilegios
  • Epílogo: Encrucijada del pensamiento crítico y crisis de los intelectuales

Pero como no queremos dejaros con la miel en los labios de un libro que hasta ahora sólo cuenta con edición colombiana, como en otras ocasiones nos hemos animado a recoger un pdf con una “Selección de párrafos de Cambiar el mundo desde arriba. Los límites del progresismo”, que no es un resumen del libro (solo abordamos partes de la introducción, el cuarto capítulo y el epílogo), sino un resaltar algunas cuestiones que nos han parecido especialmente interesantes, novedosas o a tener en cuenta. Esperemos que os sirva para saciar el apetito, pero para quienes aún os lo haya abierto más os recomendamos también la lectura del resumen del “Taller: Crisis del progresismo, características y alternativas” que los dos autores impartieron durante dos días el pasado abril.

 

Otros textos y “fuentes” por los que mana Zibechi

Quizá por estos lares los artículos de Zibechi más conocidos son los que se publican en Gara, a nuestro parecer no suelen ser precisamente los más interesantes. Su pluma se suele afilar más en sus colaboraciones para el mexicano La Jornada entre las que, a modo de ejemplo, recogemos una que intenta un importante ejercicio de reflexión para las gentes de abajo: saber“Cómo piensa la clase dominante” . También son múltiples sus contribuciones al semanario uruguayo Brecha , del que es editor de internacional, y del que rescatamos esta columna de opinión “La cuestión es discriminar” En ambos casos, utilizando el buscador de sus webs podéis acceder a sus numerosos artículos.

Aunque menos conocido por esta parte del planeta, otro de los espacios donde Zibechi suele aportar su conocimiento sobre las luchas populares y comunitarias es la página web del “Programa de las Américas. Un nuevo mundo de acción y comunicación para el cambio social” Ofrecemos una breve “Recopilación de experiencias de luchas comunitarias (Zibechi en Programa las Américas) , pero invitamos a completarla y seguir las nuevas que vaya publicando. Sus escritos aparecen también habitualmente en Kavilando , de donde queremos destacar el dedicado a Medellín: “Medellín. la ladera grita, resiste y construye” . Lo mismo sucede con sus textos para Contrapunto (de la que también ha sido miembro del Consejo editor) de entre los cuales creemos importante referenciar el titulado Autoprotección colectiva, dignidad y autonomía . Y seguro que mantiene más colaboraciones periódicas fijas que a nosotras se nos escapan.

Pero no son estos “lugares habituales” los únicos que alimentan y se alimentan de las contribuciones escritas de Raúl Zibechi, son innumerables sus aportaciones puntuales o discontinuas en otros medios. Por ejemplo, en la página web de JRA (Jóvenes en Resistencia Alternativa) de la que, a modo de ejemplo a resaltar, recogemos su artículo “Las revoluciones de la gente común” Entre los casos de intervenciones esporádicas encontramos, por ejemplo el texto en el que aborda una de las cuestiones sobre las que más posa su mirada en los últimos tiempos, la realidad del pueblo kurdo, que analiza en el texto Confederalismo democrático publicado originalmente en Tierra y Libertad Pero posiblemente la experiencia que más enamora a Zibechi (y a tantas de nosotras) sea la de las zapatistas, a quienes, desde el conocimiento profundo de su realidad, tantos textos y artículos ha dedicado y dedica. Valga como ejemplo éste: El arte de construir un mundo nuevo : La libertad según los zapatistasrecogido en el Centre Tricontinental (CETRI)

 Son múltiples también las entrevistas que le han realizado en medios escritos y telemáticos. Señalemos primero una que nos parece especialmente clara, valiente y contundente: Raúl Zibechi o la mirada provocadora, la mirada desde abajo realizada por “Otramérica, de sur a norte” .  Cabe reseñar también la que con el título “Raúl Zibechi: los límites del consumismo también son internos”, así como la que le realizaron en la publicación argentina ComAmbiental con motivo de la publicación de su libro “Preservar y compartir” en larga entrevista con Michael Hardt.

Igualmente numerosísimas son sus intervenciones orales en charlas, coloquios, reuniones, seminarios…incluso ya existe una Cátedra Raúl Zibechi … pero trankis, que es dentro del proyecto de Cátedra Autónoma de las compas de lavaca (cuyo objetivo es generar herramientas, información, vínculos y saberes que potencien la autonomía de las personas y sus organizaciones sociales). Desde ese marco, este pasado mayo desarrolló un seminario intensivo de tres días centrado en la temática “Ni colonial ni partriarcal: ¿es posible?”

Algo similar sucede con los videos con intervenciones de Zibechi. Utilizando cualquier buscador se puede acceder a más de un centenar de grabaciones de extensión y temáticas diversas. Desde KTT vamos a señalar sólo uno de ellos, ofrecido por Regeneración Radio que recoge la intervención de Raúl en mayo del año pasado en el Caracol Oventik de Chiapas , en el marco de l seminario “El Pensamiento Crítico Frente a la Hidra Capitalista” Con este video queremos terminar esta recopilación de referencias sobre las impagables aportaciones de Raúl Zibechi al análisis, reflexión, acción y conocimiento de los movimientos populares, comunitarios, indígenas y revolucionarios principalmente de América Latina. Pero queremos poner el broche final con el texto que transcribe los últimos minutos de esa intervención de Zibechi, pues creemos que recogen perfectamente buena parte del meollo central de su pensamiento, como, además, retratan también al compañero Raúl. Ambos el analista y el compañero forman el Raúl Zibechi que tanto nos alimenta y que tantas manos nos viene prestando. Bihotz-bihotzez mila esker Raúl!!!

 

Raul Zibechi – En el seminario “El Pensamiento Crítico Frente a la Hidra Capitalista”

(Transcripción del final de su charla que va del minuto 26:17 a 31:47)

Y para terminar, tercer punto ¿qué diría si yo estuviera arriba de una Ceiba Álamo sobre esto que acabo de decir. Si me tocara ser centinela allí en el Cono Sur donde vivo. Diría que se está viniendo un exterminio, que primero es de esta manera, suave, que detrás inmediatamente viene el genocidio duro, el armado. Pero sobre todo diría cuatro cosas y eso es en lo que me quiero concentrar. Diría:

Primero, cuidado con la vía institucional, cuidado con la vía electoral. El progresismo consiguió instalar de esta manera –y esto no es menor- una cultura política que dice que se puede cambiar el mundo sin conflictos. Más aún, que los conflictos son peligrosos. Los que encabezan los conflictos le hacen el juego a la derecha, y pueden incluso ser terroristas. (Otro dato, al pasar, ¿saben ustedes que en Ecuador, en el Ecuador de Correa, del Socialismo del Siglo XXI, hay 200 dirigentes indígenas encausados por la justicia por terrorismo y boicot? ¿Acusados por qué? Por cortar rutas, por ocupar haciendas… en un país que se dice del Socialismo del siglo XXI)

Segundo: Diría que eso que llaman democracia electoral representativa ya no existe; que es una forma de totalitarismo, es un estado de excepción permanente para los de abajo. Cito a un señor que se llama Agamben, una maravilla, un tipo que estudió los campos de concentración, y dice:

“El totalitarismo moderno puede ser definido como la instauración, a través del estado de excepción, de una guerra civil legal, que permite la eliminación física no sólo de los adversarios políticos, sino de categorías enteras de ciudadanos que por cualquier razón resultan no integrables en el sistema político” 

Y yo creo –fin de cita-, que confiar en las instituciones es peligroso, porque las instituciones, con la excusa de la seguridad y del narcotráfico nos instalan un estado de excepción, o sea de guerra permanente. Y eso no depende de quienes estén en el gobierno. Es algo más complejo. La democracia electoral es hoy la cobertura legal del estado de excepción, encubre y justifica el genocidio contra los de abajo.

Tercero Diría que la vía institucional contribuye a regenerar las cabezas de la hidra, porque siempre va de la mano de la desarticulación de nuestros espacios de autonomía. En esta etapa genocida del capitalismo debemos ser autónomos, lo más autónomos posible. Que para derrotar a la hidra supone: defendernos, hacerle daño, golpearla… y a la vez crear autonomía en nuestros espacios, impedir de las formas más diversas que nos invadan nuestros espacios. Es una lucha con dos dinámicas.

Y por último estamos nosotros, -es lo último que diría desde arriba de una Ceiba Álamo-. Creo que lo que vemos nos ha de servir como espejo. Y aquí perdónenme pero voy a hablar en primera persona. No por ego –aunque no estamos exentos de ello- sino porque es muy fácil escudarse en el “todos”: “nos” falta; tenemOS… bueno, “yo tengo” “yo me falta”. Entonces quiero decir, me pregunto ¿Cuánto tengo que aprender? ¿cuánto tengo que crecer? ¿cuánto tengo que dejar de ser lo que soy para estar en condiciones de enfrentar la hidra y de crear un mundo nuevo? Mi impresión es que todavía me falta, nos falta mucho. Y mi impresión es que nos queda por delante, y me queda por delante desafíos enormes. ¿Qué hago? Hago ejercicio para estar más fuerte, para enfrentar la hidra. Práctica de tiro, no está de más, no está de más, es importante, no se habla de esto. Pero hay una cosa que tiene que ver con la ética, con la disposición de ánimo, que es fundamental. Yo creo que los que nos consideramos rebeldes o revolucionarios, todos los día tenemos que –como el que hace un monumento en piedra o madera, que hace tallados- tenemos que tallarnos, que esculpirnos, que cincelarnos para ser mejores, todos los días. Y yo tengo que hacer eso. Tenemos que ser mejores, no más grandes. Ser mejores, no para brillar más y ser más importantes, sino para ser menos, para ser más chiquitos, ser más pequeño para algún día estar a la altura de las bases de apoyo que en la escuelita nos han enseñado que para resistir sólo es necesario dignidad, dignidad y más dignidad. Muchas gracias.

 

Concejo nº 3 – ¿asaltar las instituciones?

concejo3

Democracia es una palabra acuñada por el poder con el fin de legitimarse invocando al “pueblo”. Es el sistema que utiliza el capital para organizar la sociedad y ponerla a su servicio. Las instituciones políticas, la ley, el orden y la patria son invocados por todos los profesionales de la política desde la derecha caciquil y reaccionaria hasta la izquierda populista y la democracia es el sistema con el que quieren hacernos creer que somos libres y protagonistas de nuestros destinos.

El número 3 de la revista Concejo aborda la cuestión de las posibilidades que ofrecen las instituciones para la emancipación humana, ofreciéndonos tres perspectivas diferentes. La primera de ellas, “El cambio, las urnas y otras fábulas”, firmada por el colectivo Equilibrismos, es una reflexión sobre la imposibilidad de lo que se ha llamado el “asalto a las instituciones” como medio para el cambio y la emancipación del yugo al que nos someten el Capital y los Estados. El segundo texto, interesante aunque desde nuestro punto de vista es fruto de una gran ingenuidad, es una carta de Cristina Rojo Ruiz, un contrapunto en el que se plantean las posibilidades que pueden ofrecer las instituciones locales y municipales con el fin de “llegar al poder” para romper el poder. Finalmente, en la tercera aportación , titulada “Propuesta de debate para los movimientos sociales“, su autora, Esti Redondo, nos ofrece un punto de vista basado en su conocimiento de países y pueblos en los que gobiernan las llamadas “izquierdas”, siendo su tesis principal que cuando la izquierda llega al gobierno se produce una desmovilización de los movimientos sociales, por lo que los gobiernos de izquierda son muy útiles al capitalismo.

La revista Concejo es una publicación de Lecturas de Zamarraco

El paraíso -que merece ser- recobrado

port_thoreau_suelta

H. D. Thoreau, El paraíso -que merece ser- recobrado, Ediciones El Salmón

Los paraísos del progreso que nunca llegaron

(Reseña de Iñigo Elortegui publicada en la revista Hincapié)

Si los editores de El Salmón tienen razón y la mayoría de libros editados últimamente de Thoreau poco han contribuido a despertar el espíritu crítico en los lectores, aquí viene este librito con mayor carga de profundidad. Mucho se está publicando de Thoreau y muy bueno. Pero esta edición aboca la crítica thoreuniana a la fe ciega en el mecanicismo más draconiano que no es más que el que vivimos en nuestros días. El Paraíso – que merece ser- recuperado es la crítica que Henry David Thoreau hizo del libro de J. A. Etzler El Paraíso al calcance de todos los hombres, utopía entonces hoy realidad de un planeta plagado de máquinas eólicas, hidraúlicas y de vapor en montes, mares, campos y ciudades que acabarían con el arduo trabajo humano y que contribuirían al advenimiento de la felicidad humana. Que la utopia etzleriana no tiene nada de futuro, por cuanto es nuestro presente, resulta evidente. Y que somos al mismo tiempo los testigos de su aplastante realidad como las víctimas de su más rotundo fracaso, además de los portadores mentales, en el gen progresista que heredamos de nuestros mayores y que trasmitimos a nuestros descendientes, de perpetuar hasta el fin de su propio fin un Progreso que ya no puede progresar más porque lo ha aniquilado casi todo. Thoreau lo decía en 1845.

Los Etzler que criticara Thoreau hace 171 años abundan en nuestros días. Están en las facultades de ciencias aplicadas, planean y ordenan – ¿están estos desordenados? – los territorios en ayuntamientos o gobiernos regionales, asesoran a partidos caducos y emergentes; están hasta en las revueltas tipo 15-M. El lema “No es una crisis, es una estafa” revela el desvelo por querer solventar un mal trago ocasionado por unos cuantos estafadores que se han quedado con el dinero que debiera fluir en los flujos de antes. Jorge Reichmann  y Emilio Santiago Muiño aciertan al darle la vuelta al trucaje: “No es una estafa, es una crisis”. Es la crisis, el colpaso del propio Progreso, de la civilización nuestra. Se puede discutir la longevidad de los recursos fósiles. Menos el gisgantismo planetario del consumo energético, su degradación.  Los obispos del Progreso son los reformistas de toda ralea que Thoreau identifica:

mientras un reformador friega los cielos, otro barre la tierra.

Allende los siglos, los adventistas del Progreso apartaron de los púlpitos a los que purgaban con agua bendita a los esquivos infieles. Una especie de sorpasso – palabra ahora tan de moda – histórico y dogmático. Thoreau vaticina la debacle: nada podrá tener éxito sin la concordancia con la naturaleza. El éxito del progreso es haber convertido esta elemental máxima en un quejoso resquicio de primitivistas o primates que añoran el taparabos y comer cebollas crudas. Es un éxito mental: cada persona no ve un designio del colapso en los barrios circundados por autovías, en los pueblos cercenados por centrales atómicas, hidroeléctricas, de residuos, en las costas apostilladas por puertos industriales, en el pescado con niveles elevados de cadmio, en la carne con clembuterol.

Thoreau parece adoptar una actitud descreída de las posibilidades de la utopia que plantea Etzler: sociedades con ultrateconología que mediante participaciones en acciones permitieran crear sociedades cerradas o comunitarias para el disfrute de sus asociados con sus constituciones. Ahí tenemos en nuestra era a los monopolios tecnológicos con acciones en bolsa o constituídos en sociedades limitadas con sus respectivos estatutos constitutivos. ¿Fin de trayecto? Thoreau adelanta en este sombrío librito el abismo moral de la sola idea de un futuro así. Nosotros afrontamos el abismo físico de la posibilidad de su presente. Muy malas noticias para los utopistas.

Íñigo Elortegi

Cartografía de Burgos en la barricada

Paseo-libertario-Burgos-web2

 

El próximo sábado 18 de junio se llevará a cabo un recorrido guiado por los lugares más significados de la historia del movimiento libertario en Burgos. Tomando como punto de partida las aportaciones del recientemente publicado El Anarquismo en Burgos, libro que descubre el desarrollo y arraigo de las ideas libertarias en nuestra ciudad, se realizará un paseo que pretende cartografiar los espacios más representativos de la historia del anarquismo en Burgos desde finales del siglo XIX hasta nuestros días.

Una iniciativa, organizada conjuntamente por CNT BurgosBiblioteca Anarquista La Maldita,Ediciones Lecturas de Zamarraco y Diario de Vurgos, que dará comienzo a partir de las 11.00 horas desde la calle Saldaña, lugar que guarda relación con algunas de las primeras organizaciones obreras de carácter libertario fundadas en la ciudad.

Más información en Diario de Vurgos

Sorginen biltzarra

Sorginen Biltzarra 2016

Se acerca el solsticio de verano… Próximo encuentro en Bizi-Toki: Asamblea de brujas

Días 24, 25 y 26 de junio… en Bizi-Toki

Mitología vasca; tejiendo con lino; taller de cerámica; conociendo y apropiándonos de nuestro cuerpo; intercambio de semillas y plantas; plantas silvestres, plantas medicinales, ungüentos y preparaciones…

Si alguien se anima puede llevar sus instrumentos musicales…

 

 

Adiós al capitalismo

adiós al capitalismo

Jérôme Baschet, Adiós al capitalismo. Autonomía, sociedad del buen vivir y multiplicidad de mundos, NED Ediciones, 2015

Decir adiós al capitalismo no significa que se vaya a ir por sí solo. Tenemos que hacer algo para expulsarlo de nuestras vidas. En este libro, en el que Jérôme Baschet recoge varios textos que ha refundido y a los que ha dotado de cierta estructura, no se nos proponen ni alternativas, ni fórmulas. Su autor hace un acertado análisis de lo que supone el capitalismo para la vida en nuestro planeta, indaga en algunas experiencias, como las de las comunidades zapatistas de Chiapas, y propone caminos por los que caminar. La revolución no puede ser, tal como se había entendido hasta ahora, un movimiento brusco resultado de la lucha de una clase explotada con el objetivo de tomar el poder. Escapar del capitalismo creando pequeños espacios al margen tampoco es posible, ya que los tentáculos del capitalismo llegan a todas partes. Jérôme Baschet propone crear espacios en los que irse liberando del capitalismo mediante la creación de formas de vida que permitan de forma paulatina prescindir de las intermediaciones del mercado, del dinero y del Estado. Estos espacios liberados deberán ir creciendo y resistiendo. Creatividad, resistencia y análisis crítico de todas las alternativas serán los motores de un caminar hacia un mundo en el que otros mundos sean posibles.

Es un libro imprescindible para reflexionar sobre las formas en las que podemos empezar ya a hacer algo para poder decir adiós al capitalismo.

 

Reseña:

¿Quién sobrevivirá al capitalismo?

 

Comunicemos! Los verbos contra los sustantivos

En este artículo, copiado desde aquí, John Holloway nos ofrece una interesante visión sobre la forma en la que podemos resistir a la dominación. El “poder” es un sustantivo pero el “poder hacer” es un verbo y nosotros, todos nosotros podemos hacer algo. Quieren que creamos que las cosas son… y que son como son y que no pueden ser de otra manera. Pero las cosas no son, las cosas las hacemos nosotros. El mercado, el dinero, el valor, el capitalismo… no son nada, son el resultado de lo que nosotros hacemos. Pero podemos hacer otra cosa.

¡Comunicemos! es una llamada, un grito, porque “comunizar es, simplemente, la reapropiación de un mundo que es nuestro, o aún mejor, la creación de un mundo que es nuestro, en el que articulemos prácticamente la unidad del hacer y lo hecho, de la constitución y la existencia, la comunalidad de nuestros haceres”. Por eso… ¡Comunicemos!, donde sea que estemos, ahora.

Continúa leyendo Comunicemos! Los verbos contra los sustantivos

Piloto automático

 

Captura de pantalla 2016-05-05 a las 16.34.06

Juanma Agulles, Piloto automático. Notas sobre el sonambulismo contemporáneo, Ediciones El Salmón, 2016

Reseña copiada del sitio de Ediciones El Salmón:

Lewis Mumford señala que en la tradición china se solía desear a los enemigos que les tocase vivir «tiempos interesantes». Era una forma de condenarlos a la turbulencia, los cambios violentos y el desequilibrio. Corría la década de 1950, y Mumford afirmaba que, sin duda, los tiempos que les había tocado vivir eran «tiempos interesantes». Con ello se refería a que la mecanización daba lugar a una reducción inédita de las capacidades humanas para crear y modificar sus condiciones de existencia, extendiendo al mismo tiempo la escasez y la hambruna, las guerras y el culto a los regímenes totalitarios.

Nuestros tiempos puede que sean incluso más «interesantes». La culminación de la sociedad tecnológica parece haber agotado los intentos por frenar el proceso de automatización. El precio del progreso mecánico es que el ser humano abandone el núcleo fundamental de su existencia, y lanzado a toda velocidad, pierda de vista las señales de peligro. En la progresión ascendente de nuestra complejidad técnica es esa misma inercia la que nos sigue arrastrando. Todas las prótesis tecnológicas que adquirimos para no tener que tomar decisiones nos hacen más vulnerables y nos someten más al criterio de la máquina.

Lo que Langdon Winner llamara «sonambulismo tecnológico» expresa muy bien esta sensación de estar marchando con el piloto automático. Pero mientras nuestro cuerpo se sigue adentrando en el entramado tecnológico, nuestra mente sigue pensando en términos religiosos, y por ello asistimos a la creación de una nueva fe, con su iconografía, sus mártires y sus santos. De modo que aquellos dispuestos a renunciar a «las ventajas prácticas» para salvaguardar su autonomía han quedado casi reducidos a la condición de una secta herética dentro de la mayoritaria religión tecnófila.

Es posible que la plena integración en la megamáquina no sea más que el delirio de unos cuantos que tratan de afianzar así su dominio sobre el resto. Pero entonces la incomodidad y el desasosiego que sentimos serían un último síntoma de salud de aquella parte de la vida que aún se resiste a ser sometida.

~

Juanma Agulles (Alicante, 1977) es ensayista y escritor. Tras pasar por varios trabajos (como obrero de la construcción, mozo de almacén y operador de emergencias), ejerció fugazmente la docencia, como profesor asociado de sociología, en las universidades de Alicante y Murcia. Actualmente trabaja en un Centro de Acogida para personas sin hogar. Es autor de los libros Non legor, non legar. Literatura y subversión (Ed. El Tábano, 2008) y de Sociología, estatismo y dominación social (Brulot, 2010). Ha colaborado con publicaciones como, Ekintza ZuzenaRaíces o Hincapié. Forma parte del colectivo editor de la revista Cul de Sac. En Ediciones El Salmón ha publicado Los límites de la conciencia. Ensayos contra la sociedad tecnológica.

Pensar desde la resistencia anticapitalista

pensar desde la resistencia

Una vez más es gracias kutxikotxokotxikitxutik como hemos tenido conocimiento de esta interesante recopilación de trabajos, reflexiones desde la resistencia.

La Cátedra Jorge Alonso, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), en Guadalajara (México), ha publicado recientemente este libro que recoge el contenido de varios seminarios y conferencias que tuvieron lugar entre los años 2012 y 2015. Algunas de estas conferencias pueden escucharse íntegramente en su página web.

El índice de conferencias y seminarios que recoge el libro es el siguiente:

Conferencias

  • Construyendo la contrahegemonía: traducción intercultural entre los movimientos sociales. Boaventura de Sousa Santos
  • Enredados para la libertad. Movimientos sociales en la era de Internet. Manuel Castells
  • Pensar la esperanza, pensar la crisis. John Holloway
  • Movimientos antisistémicos y descolonialidad. Raúl Zibechi

Seminarios 2014

  • Insubordinación, antagonismo y lucha en América Latina. Raquel Gutiérrez Aguilar
  • Una mirada a las izquierdas, desde la experiencia mexicana. Gilberto López y Rivas
  • Nuevas formas de la revolución. Gustavo Esteva
  • Análisis institucional, socioanálisis e intervención institucional. Roberto Manero Brito
  • ¡No están solos!’: Reflejos frente al espejo de nuestras contradicciones y desafío. Emmanuel Rozental y Vilma Almendra

Se puede acceder al texto aquí:

Pensar desde la resistencia anticapitalista y la autonomía

Conferencia pronunciada, el 7 de marzo de 2014, por John Holloway: “Pensar crisis, pensar esperanza”